LOVE BOMBING: MÁS ALLÁ DE LA SEDUCCIÓN
17933
post-template-default,single,single-post,postid-17933,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

LOVE BOMBING: MÁS ALLÁ DE LA SEDUCCIÓN

Toda relación comienza con una etapa de seducción. Cuando conocemos a alguien, en cualquier ámbito, mostramos nuestra mejor cara. Pero el love bombing va más allá: es una técnica de manipulación.

El término love bombing se acuñó en los años 70, haciendo referencia a las estrategias utilizadas por las sectas religiosas para captar a sus miembros. Concretamente, se relaciona con la Iglesia de la Unificación. En la actualidad, se utiliza para hablar del funcionamiento de los perversos narcisistas, pero también, para designar algunas conductas cotidianas en las relaciones líquidas y basadas en el individualismo y el poder.

En la seducción, el objetivo es la conexión real e íntima con otra persona. La manipulación se encuadra en las dinámicas de poder.

Love Bombing

Tanto la seducción como la manipulación se basan en generar la ilusión de que vamos a ofrecer al otro algo que necesita o anhela. Supone ser capaces de tener en cuenta a los demás. Como dice M.F. Hirigoyen, “un seductor no alcanza su objetivo más que en la medida en que encarna un deseo latente en el otro y colma un vacío”. La diferencia radica en que en la manipulación existe una mentira desde el inicio. La persona que manipula obtiene, a partir de esta mentira, que la otra persona haga algo que no haría nunca de forma espontánea. Además, lo hace sin presionar, sin esfuerzo, sin violencia. Incluso, la persona manipulada puede sentir que da su consentimiento de forma libre y voluntaria.

El love bombing es una estrategia temporal. Siempre va seguida de un periodo de intermitencia y distanciamiento que el manipulador niega, perpetuando el enganche de la víctima.

Generar un vínculo de aparente empatía, simpatía, cercanía e intimidad es el primer paso de esta técnica. De este modo, la persona manipulada siente confianza y sus defensas bajan. De hecho, cuanta más admiración e idealización se genera, más se paraliza a la víctima. El love bombing consiste en hacerse presente en la vida de una persona de forma continuada y reforzante, haciéndole sentir que tenemos una gran afinidad, que compartimos gustos, intereses, valores y generando la ilusión de actividades, tiempo y proyectos compartidos en el futuro, ya sea inmediato o no.

Pero este estado de refuerzo y pertenencia es siempre temporal. Cuando el vínculo se ha formado, el refuerzo comienza a ser intermitente. Esto, lejos de alejarnos, nos engancha más a la persona que nos está manipulando, ya que no podemos predecir cuándo nos va a dar de nuevo aquello con lo que nos premió inicialmente. En este punto, nuestro cerebro funciona igual que cuando existe una adicción a las máquinas tragaperras. No se puede parar de insistir porque “¿y si esta vez es la buena?”.

El love bombing o bombardeo de amor es una estrategia de manipulación. Su eficacia depende de la habilidad del manipulador, no de la personalidad o de la predisposición del manipulado.

Es importante dejar claro que este comportamiento en la víctima no es consecuencia de una predisposición masoquista, una debilidad, excesiva sensibilidad o algún tipo de trastorno. Este comportamiento es consecuencia únicamente de la inconsistencia del refuerzo por parte de quien está manipulando y de la invalidación que lleva a cabo cuando se le expresa algún tipo de emoción o pregunta relacionada con su comportamiento incoherente, impredecible y ambiguo. Si tratamos de comunicarnos y al otro lado hay alguien que no se hace cargo de su parte, nos quedamos solxs con todo el malestar generado en la interacción y, al ser nosotrxs quienes lo hacemos explícito, podemos ser los señaladxs. Pero la responsabilidad del abuso SIEMPRE es de quien abusa.

Y entonces, ¿qué podemos hacer?

  • Lo primero es aceptar que esto ocurre y que nos puede pasar a todxs: El duelo por la pérdida del ideal de un mundo bueno y justo es uno de los más dolorosos y difíciles. Y es una de las consecuencias más desgarradoras para las personas que han sufrido este tipo de manipulación, ya que supone una ruptura con las creencias sobre el mundo, los demás y nosotrxs mismxs que habíamos tenido hasta ese momento.
  • Entender las dinámicas relacionales puede ayudar: Todas las relaciones se inician con la seducción y la idealización. Esto es lo que permite que nos acerquemos a los demás. Si desde el principio un vínculo es desagradable, no lo mantendríamos. Una vez que la idealización cae (algo que siempre ocurre, simplemente por la cercanía), lo que mantiene el vínculo es el cuidado.
  • Estar atentxs a la progresión en el establecimiento de las relaciones: El conocimiento de otra persona suele ser progresivo y recíproco. Algo que nos debería chirriar es cuando la confianza aparece de forma súbita. También, la toma de contacto con la realidad de lo que es el otro suele ser poco a poco, lo que nos permite ir tolerando las pequeñas decepciones y frustraciones sin desear romper el vínculo.
  • Preservar nuestros espacios y tiempos a solas sin esa persona: Las personas manipuladoras suelen hacerse presentes permanentemente, lo que impide pensar. Para prevenir esta invasión del psiquismo, es importante poner límites claros en el tiempo y la energía destinados a esta relación. Muchas veces los límites son a unx mismx, ya que la relación es tan reforzante que, naturalmente, nos gustaría pasar el mayor tiempo posible con esa persona.
  • Observar nuestras emociones cuando no estamos con esa persona: es muy frecuente que las personas que están enredadas en una relación de este tipo expresen algo similar a “cuando estamos juntxs estamos muy bien pero, cuando estamos separadxs, siento ansiedad”. Dar validez a lo que nos dice nuestro cuerpo a través de la ansiedad, la confusión, la angustia, etc., es fundamental para poder detectar posibles dinámicas abusivas.
  • No minimizar: Las personas manipuladoras van cayendo poco a poco en contradicciones, ambigüedades, invalidaciones e incluso ataques tan sutiles que van pasando desapercibidos. Podemos pensar que no ha sido nada grave como para enfadarse, que estaba de broma, que ha sido un malentendido… Incluso, si lo comentamos con otras personas, pueden decirnos que estamos exagerando, que no es para tanto, etc. Pero estos mensajes van calando gota a gota, hasta que nos quedamos paralizadxs y despersonalizadxs. Si algo te chirría, por sutil que sea, escúchalo. Sea un malentendido o no, escucharte es cuidarte, aunque los demás no sientan lo mismo que tú.
Conocer esta técnica nos permite identificar señales de alerta cuando conocemos a alguien. No se trata de desconfiar de todo el mundo, si no de ir con prudencia y protecciones, como cuando hacemos un deporte por primera vez.

Cabe destacar que no todas las personas que tienen esta clase de comportamientos son narcisistas o perversxs. Todos somos capaces de manipular, las dinámicas de poder se juegan en todas las relaciones. Lo que convierte esta conducta en patológica son variables como la frecuencia, la duración y la intensidad. Por eso, es importante estar pendientes de qué consentimos y qué no, de dónde están nuestros límites y los de las personas con las que nos relacionamos para detectar cuanto antes si nuestras conductas o las de los demás están siendo o podrían ser abusivas. Así, podremos hacernos cargo y tomar decisiones. Si no puedes solx, pide ayuda a alguien que tenga conocimiento y entienda estas dinámicas.

Para cualquier consulta, puedes escribirme a través del formulario de contacto de esta misma web.

Bibliografía:

Hirigoyen, M. F. (2012). El abuso de debilidad. Paidós.

Love Bombing. (2017, 27 abril). [Vídeo]. YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=w-_gPr-Lo30

Rubio, N. M. (2021, 16 agosto). Love bombing: qué es, fases y características de esta forma de manipulación. Psicología y Mente. https://psicologiaymente.com/social/love-bombing


Otros artículos que pueden interesarte:




Call Now ButtonCONTACTA CONMIGO