TEORÍA POLIVAGAL: SIENTO, LUEGO EXISTO - MDM Psicología Clínica
17920
post-template-default,single,single-post,postid-17920,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

TEORÍA POLIVAGAL: SIENTO, LUEGO EXISTO

¿Conoces la Teoría Polivagal de Stephen Porges? A nivel social y cultural damos más importancia a lo racional, los pensamientos y la voluntad. Pero no todo es cuestión de querer. A veces, simplemente, no podemos hacer otra cosa.

Deborah Dana define la Teoría Polivagal de Stephen Porges como “la ciencia de sentirse lo suficientemente seguro para enamorarse de la vida y correr el riesgo de vivir”. Es una teoría fisiológica, que explica cómo nuestro cuerpo actúa de forma automática cuando detecta un peligro.

Nuestro cuerpo habla por nosotros en aras de nuestra supervivencia.  

El Sistema Nervioso Autónomo regula las funciones involuntarias del cuerpo y contribuye a la homeostasis fisiológica. Se divide en Sistema Nervioso Simpático y Sistema Nervioso Parasimpático. De forma muy resumida, el Sistema Nervioso Simpático se encarga de las funciones que requieren energía y, por el contrario, el Parasimpático se activa para ayudarnos a conservar dicha energía.

Pues bien, Stephen Porges ha comprobado que el Sistema Nervioso Autónomo envía y busca señales de seguridad y peligro en las interacciones con los demás. Ha descrito 3 estados jerárquicos, que se activan para defendernos en función de las señales detectadas:

  1. Seguridad: Cuando nos sentimos seguros, somos capaces de conectar y comunicamos con otras personas de forma adaptativa. Además, nos permite ser creativos y espontáneos. También, descansar, relajarnos, dormir, etc. Este estado promueve el crecimiento y la salud. Está regulado por la rama parasimpática ventral del nervio vago.
  2. Movilización: Cuando nos sentimos inseguros, nuestro cuerpo aumenta el nivel de activación y se activa el Sistema Nervioso Autónomo. Entonces, tomamos acción. Aparecen conductas de lucha o huida.
  3. Inmovilización por miedo: Ante amenazas vitales, el cuerpo se apaga, colapsa, “se hace el muerto”. La rama parasimpática dorsal del nervio vago es la encargada de llevar al cuerpo a este nivel tan primitivo. En esta fase, pueden aparecer estados disociativos, desmayos, etc.

Nuestro cuerpo aprende, en edades tempranas, guiones para protegernos. En el presente se activan de forma automática, como actos reflejos, en determinadas situaciones en las que nos sentimos como entonces.   

Cuando tenemos o heredamos alguna experiencia traumática, en la que la conexión con los demás se ha roto (ya sea por una catástrofe, una situación negligente o de maltrato, o por pequeñas rupturas vinculares en las que no hubo alguien disponible cuando lo necesitamos) nuestra ventana de tolerancia se reduce y detectamos más fácilmente potenciales riesgos a nuestro alrededor. Esto nos lleva a ponernos en “modo supervivencia” antes que otras personas.

A veces nos enredamos en por qué no respondimos de una u otra manera en determinadas situaciones, pero el cuerpo es sabio. Cualquiera de estas reacciones, si se pone en marcha, es porque nuestro cuerpo entiende que es la mejor estrategia para sobrevivir en ese momento.

Escuchar lo que nos dice el cuerpo y hacer consciente que nos está protegiendo, aunque no sepamos de qué ni por qué, es fundamental. Lo ideal no es sentirnos siempre seguros (sería igual de desadaptativo que sentir que siempre estamos en peligro). La resiliencia nos la aporta un sistema flexible, que sepa moverse entre estos tres niveles de activación del Sistema Nervioso Autónomo. Podemos aprender a identificar señales de peligro, pero también señales de seguridad en nosotros mismos, en los demás y en el entorno. Todas aquellas actividades que supongan una regulación de la respiración y el ritmo cardíaco, es decir, en las que esté implicada la rama ventral del nervio vago, pueden ayudar a volver a la sensación de seguridad.  

Para cualquier consulta, puedes escribirme a través del formulario de contacto de esta misma web.

Bibliografía:

Dana, D. (s. f.). Polyvagal Guided Living. Rhythm of Regulation. Recuperado 18 de septiembre de 2021, de https://www.rhythmofregulation.com

Porges, S. (s. f.-a). Author of Polyvagal Theory. Home of Dr. Stephen Porges. Recuperado 18 de septiembre de 2021, de https://www.stephenporges.com/articles


Otros artículos que pueden interesarte:




Call Now ButtonCONTACTA CONMIGO