OTRA PERSPECTIVA SOBRE LA QUEJA - MDM Psicología Clínica
17229
post-template-default,single,single-post,postid-17229,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive

OTRA PERSPECTIVA SOBRE LA QUEJA

Existe una forma adaptativa de quejarse.

La queja es una manifestación de aquello que no nos gusta de nuestra realidad. Supone que somos conscientes de lo que está ocurriendo en nuestras vidas, de nuestros límites, deseos y necesidades. En muchas ocasiones sentimos insatisfacción, incertidumbre, cansancio, frustración… ¿Dónde pone que tenemos que ser felices todo el tiempo?

En esa exigencia de felicidad y buen humor constante, podemos caer en invalidar, negar y reprimir las mal llamadas emociones negativas. Pero a estas emociones (desagradables, pero no negativas) también hay que darles espacio, escucharlas y transitarlas. De otra forma, podemos acumular malestar y acabar explotando, teniendo conductas pasivo-agresivas…

La asertividad tiene mucho que ver con esto. Hay tiempo para ver el lado bueno, pero primero debemos aceptar y tolerar estados de malestar. No siempre podemos estar agradecidos.

Otra perspectiva sobre la queja

Aprendamos a escuchar las quejas de otra forma. Uno no se queja por cosas superficiales, que no le importan. Nos quejamos de aquellas cosas que chocan con nuestros valores, con lo que es importante y esencial para nosotros. Detrás de una queja podemos descubrir un anhelo o una carencia. Darnos cuenta de esto puede ayudarnos.

La queja eficaz es aquella que va más allá de la simple ventilación emocional, cuyo peligro es que nos quedemos enganchados en bucle a nuestros pensamientos (rumiación) o estados de ánimo.

Quejarnos eficazmente puede tener los siguientes beneficios:

  • Puede ayudarnos a encontrar alternativas para solucionar nuestros problemas o generar cambios en nuestro entorno o en nosotros mismos.
  • Expresando aquello que no nos gusta permitimos que los demás nos conozcan y sepan cuáles son nuestros límites.
  • Es una manera de validar todo aquello que tiene que ver con la pérdida, la tristeza y el dolor en nuestras vidas.
  • A veces no podemos hacer nada para cambiar una situación pero sí podemos hablar de ella y compartir nuestra experiencia.
  • Refuerza nuestros vínculos y nos hace más humanos a los ojos de los demás, al no transmitir una permanente imagen de felicidad.

Tenemos derecho a expresarnos y eso puede incluir quejas en algún momento. Las claves que dan los expertos son: no quejarse constantemente, por todo, ni siempre con la misma persona; sino preferiblemente en grupo y seleccionando el momento adecuado. Además, avisan de que tengamos cuidado de no entrar en bucle ni en magnificaciones y en que busquemos una perspectiva de agradecimiento, motivación para el cambio y esperanza tras la queja.

En resumen, quejarse no es sólo ventilar. Es compartir, es reflexionar, es buscar alternativas y validar nuestras emociones en base a un criterio de realidad.

Si tienes una consulta, puedes escribirme a través del formulario de contacto de esta web.

Bibliografía:

Araus, M. (2016, 7 abril). ¿Quejarse o no quejarse? Esto es lo que nos dice la ciencia. El Definido. https://eldefinido.cl/actualidad/pais/6724/Quejarse-o-no-quejarse-Esto-es-lo-que-nos-dice-la-ciencia/

Complaining, Comparing, and Coping – Letters from Esther Perel. (2020, 13 mayo). [Vídeo]. YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=su_EVhDzXaU&feature=emb_logo

Winch, G. (2020, 22 julio). Dear Guy: “My friends and I bond by complaining, but it’s getting me down”. ideas.ted.com. https://ideas.ted.com/dear-guy-my-friends-and-i-bond-by-complaining-but-its-getting-me-down/


Otros artículos que pueden interesarte:




Call Now ButtonCONTACTA CONMIGO