4 CARACTERÍSTICAS DE LAS PERSONAS CON ALTA AUTOESTIMA
16790
post-template-default,single,single-post,postid-16790,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

4 CARACTERÍSTICAS DE LAS PERSONAS CON ALTA AUTOESTIMA

Las personas con alta autoestima reconocen tanto sus virtudes como sus defectos, respetan sus propias necesidades y deseos y, de esta forma, son capaces de ofrecer a los demás lo mejor de sí mismAs.

La autoestima es el sentimiento de valoración que tenemos de nosotros mismos. Por un lado, tiene que ver con la confianza en nuestra capacidad para hacer frente a las demandas del día a día. Por otro, se refiere al respeto que tenemos por nuestras necesidades, pensamientos y deseos.

Buena autoestima

Cuatro características fundamentales de las personas con una buena autoestima son:

1. Su sentimiento de valía no depende de la mirada del otro.

Aunque todos necesitamos en cierta medida el reconocimiento externo, la buena autoestima es algo que se construye de dentro hacia afuera. Si buscamos en los demás la confirmación de nuestra propia valía, hacemos que ésta dependa de aspectos ajenos a nosotros en lugar de centrarnos en conocernos y vivir de forma congruente con nuestros valores.

2. Respetan el espacio propio y ajeno.

No siempre podemos estar disponibles ni nuestro afecto es incondicional. Las personas con buena autoestima reconocen esto tanto en ellos mismos como en los otros. Así, si necesitan algo, lo piden de forma asertiva y esperan que los demás también lo hagan. Además, son capaces de entender la forma de expresar afecto de sus allegados, incluso cuando no coincide con su propio estilo.

3. Son capaces de decir “no”.

Las personas con una buena autoestima no buscan el conflicto, si bien tampoco lo evitan. Ante personas intrusivas o manipuladoras, son capaces de poner límites sin culpa ni vergüenza. También toman partido por aquellas cuestiones que les interesan, lo que repercute en que los demás les vean como personas que se implican y con quienes se puede contar.

4. Logran un equilibrio entre el deber y el sentir.

Las creencias que interiorizamos a lo largo de nuestro desarrollo sobre cómo debemos ser, nos conectan con la rigidez, la inflexibilidad y la hiperexigencia. Sin embargo, los sentimientos nos conectan con nuestro ser más genuino y auténtico. El equilibrio nos permite entendernos y encontrar soluciones creativas y adaptativas a las demandas del día a día.

En resumen, la autoestima es algo que se siente y que tiene mucho que ver con lo que hacemos cada día para entendernos, respetarnos y, desde ahí, ofrecer lo mejor de nosotros mismos a quienes nos rodean.

Si tienes cualquier consulta, puedes ponerte en contacto conmigo a través del formulario de contacto de esta misma web.

Bibliografía: 

Branden, N. (1995). Los seis pilares de la autoestima. Barcelona, España: Paidós.

Ceberio, M. R. (2013). Cenicientas y Patitos Feos. De la desvalorización personal a la buena autoestima. México, D.F.: Herder.


Otros artículos que pueden interesarte:




Cancelación temporal de las consultas presenciales durante el estado de alarma por el coronavirus. 

 

Sigo a tu disposición mediante consulta online (Skype o videollamada de Doctoralia).

 

Call Now ButtonCONTACTA CONMIGO