A PROPÓSITO DE FREUD - MDM Psicología Clínica
16300
post-template-default,single,single-post,postid-16300,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

A PROPÓSITO DE FREUD

A propósito de la conmemoración del 80º aniversario de la muerte de Freud, he estado repensando su teoría a través de lecturas y conferencias.

Si bien la teoría de Sigmund Freud (1856-1939) puede resultar controvertida y diversos autores han ido modificando y adaptando sus enseñanzas a lo largo del tiempo, no cabe duda de que su obra supuso un antes y un después en la teorización sobre la psique.

Sin ánimo de constituir una descripción técnica y detallada de la obra de Freud, os dejo algunos comentarios como breve resumen de su teoría:

  • Desde que nacemos, tenemos necesidades e instintos inconscientes y tenemos el impulso de satisfacerlos. Pueden referirse al hambre, al frío, al sueño, pero también al contacto físico.
  • La necesidad de contacto y de placer físico se manifiesta de diferentes formas según la edad. No se equipara a la genitalidad hasta la adolescencia. De hecho, incluso en la edad adulta, el erotismo no se limita a los genitales.
  • La figura de referencia en la infancia (suele considerarse a la madre, pero puede ser otra figura de apego) tiene la función de enseñar al bebé a regularse e integrar su impulso de satisfacer sus deseos con las circunstancias externas de su vida. En este sentido, si bien el vínculo figura de cuidado-bebé es muy íntimo tras el nacimiento, deberán ir produciéndose pequeñas frustraciones en el bebé para que entienda, integre y gestione que la satisfacción no siempre es inmediata. También, que él es diferente a su madre/cuidador.
  • Cuando aparece la figura de un tercero (ya sea el padre, el trabajo, las amistades…) que interesa también a la madre, la separación va haciéndose posible. Es decir, de alguna manera el niño debe dejar de ser todo para la madre para poder desarrollarse. De esta forma, sentirá que algo le falta pero también será capaz de desear cosas, personas, proyectos, etc.
  • Somos seres sociales. El precio de vivir en sociedad es este estado de falta y anhelo continuo.
  • Para poder vivir en armonía en la sociedad son necesarias las normas, los límites y la moral.
  • Tendemos a repetir una y otra vez algunos comportamientos, incluso aunque sean dolorosos o perjudiciales para nosotros mismos. Hablar y entender lo que subyace a nuestros comportamientos es una manera de intentar lograr el equilibrio y tratar de actuar de una forma más adaptativa.
  • Los síntomas pueden señalar algún conflicto interno inconsciente que nos está angustiando, pero a la vez nos protegen de dicha angustia. Para resolver estos conflictos hace falta un proceso de toma de conciencia y responsabilización de nuestras emociones y conductas. Como todo proceso, conlleva un tiempo, que tenemos que respetar.

Si tienes cualquier consulta, puedes ponerte en contacto conmigo a través del formulario de contacto de esta misma web.


Otros artículos que pueden interesarte:


Tags:


Call Now ButtonCONTACTA CONMIGO