El valor de lo cotidiano - Blog MDM Psicología Clínica
16259
post-template-default,single,single-post,postid-16259,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

PARADA Nº2: EL VALOR DE LO COTIDIANO.

Solemos pasar por alto el valor de las situaciones y los actos cotidianos, pero como John Lennon dijo: “La vida es eso que pasa mientras estamos haciendo otros planes”. 

Tener claros nuestros valores y nuestras prioridades nos ayuda a saber hacia dónde dirigirnos y qué decisiones tomar para conseguir nuestros objetivos y sentirnos realizados/as (lee más aquí). Si bien pensar en términos absolutos (familia, amigos, trabajo, etc.) nos proyecta en el futuro y nos proporciona un propósito, es importante concretar estos valores en acciones a realizar a corto plazo.

El valor de lo cotidiano.

Lo cotidiano nos da estabilidad y seguridad para enfrentarnos a otros retos.

Muchas veces no le damos importancia, ya que andamos “con el piloto automático”, intentando hacer frente a todas las tareas que conlleva el día a día. Pocas veces prestamos atención a aquellas situaciones cotidianas que, aunque no suponen un hito en nuestra trayectoria personal o profesional, son las que hacen posible que logremos otros retos. Y es que la rutina nos ordena, nos estabiliza, nos tranquiliza y nos da una sensación de seguridad que nos permite explorar nuestro entorno. Además, nos une con las personas con las que la compartimos.

Prestar atención a los detalles es una forma de cuidarse a uno mismo y a los demás.

Un café calentito, unas sábanas limpias, una habitación ordenada, una conversación sincera, una sonrisa… Hay miles de detalles que pueden hacer de un día cualquiera un día especial.

Es probable que, si te paras a pensarlo, encuentres pequeños gestos que puedes realizar de otra manera para cuidarte y para cuidar a quienes están a tu alrededor. Te animo a apreciar estas pequeñas cosas, porque, al fin y al cabo, lo cotidiano es lo que nos nutre y también lo que nos respalda cuando nos ocurre algo extraordinario.

Si tienes cualquier consulta, puedes ponerte en contacto conmigo a través del formulario de contacto de esta misma web.


Otros artículos que pueden interesarte:


Tags:


Call Now ButtonCONTACTA CONMIGO